FSM: El por qué de la eliminación del copago, la subida de las pensiones y las ayudas a los padres de Merkel

» Posted by on Nov 15, 2012 in Articulos | 0 comments

FSM: El por qué de la eliminación del copago, la subida de las pensiones y las ayudas a los padres de Merkel
Compartelo:
Canciller Alemana

La canciller alemana, Ángela Merkel, durante el Congreso ordinario de la Unión Socialcristiana (CSU) en Múnich. -EFE

Estimad@s compañer@s,

Hace bien poco leíamos en diferentes medios de comunicación como Merkel anunciaba a bombo y platillo mejoras en sus políticas sociales, desmarcándose así de las políticas de recortes del resto de paises europeos.

Merkel, cuya “lucha” en pro de la austeridad sufrimos a diario, se ha propuesto ” eliminar el copago —o repago— médico, incrementar las pensiones más bajas e introducir nuevas ayudas a las familias.

La medida estrella es la eliminación del copago médico, vigente en el país desde hace cinco años. Hasta ahora los pacientes alemanes abonan una tasa trimestral de 10 euros en su primera visita a la consulta médica, generalmente al médico de cabecera. Eso va a desaparecer a partir del 1 de enero de 2013. Implantada cinco años atrás para paliar el déficit de la sanidad pública, los liberales exigían su eliminación ante la mejora de la situación económica y debido a los enormes costes burocráticos que acarrea a los médicos de las consultas, obligados a cobrarlos al paciente y transferirlos al seguro médico.

La Unión (CDU/CSU) y los liberales acordaron también la introducción de la llamada “prima del fogón” por la que se subvencionará a aquellas madres que prescindan de enviar a sus hijos de uno a tres años de edad a la guardería y los críen en casa.

A esa ayuda de hasta 150 euros mensuales, los liberales impusieron además una subvención suplementaria de 15 euros mensuales como bono para que los padres puedan invertir en la educación de los más pequeños.

El Estado asume además subir las pensiones hasta el mínimo de 688 euros al mes de manera compensatoria a aquellas personas, un 2% del total, que no alcanzan esa cifra pese a largos años de cotización e incluso de ahorro a través de fondos privados.

Pero todas estas reformas acordadas entre las tres formaciones de la coalición de Gobierno de Angela Merkel, tienen una doble lectura. Si bien, pueden considerarse como un regalo, no debemos olvidar que el debate sobre estas cuestiones llevaba meses envenenando el clima político entre las tres formaciones de la coalición de Gobierno de Angela Merkel, que quería resolver las diferencias existentes lo antes posible para tener tranquilidad en su gabinete hasta la celebración de los comicios previstos para otoño de 2013 y que debemos quedarnos también con la letra pequeña de éstas reformas.

En el caso de las pensiones:

Esto no quiere decir que solo el 2% no llegue a tal renta (son muchos más) sino que es un 2% recibirá esto sólo si ha aportado durante 40 años (son muy pocos) y si además ha pagado a una renta privada. ¿Quién puede aportar a una renta privada si gana tan poco que su renta normal (=estatal) es mínima? Eso suena a una ayuda, pero la gente, muchos años después, se dará cuenta que no cumple con estos requisitos.

En cuanto al repago:

Mejor hubiese sido bajar la cuota de aportación al seguro médico que está alto, pese a las ganancias inmensas de estas aseguradoras que los últimos años se cifran en miles de millones de euros.

Y los bonos a los padres:

Los padres reciben esto cuando no envían a sus hijos pequeños a un jardín infantil. El fondo es que ahora (- por la Constitución -) el estado debe garantizar una plaza en las guarderías. Resulta que no puede, pues sólo hay suficientes plazas en el este (ex-RDA);  allí desde antes había plazas suficientes para todo el mundo. Ahora tendrían que reconocer que el sistema educacional de la RDA fue mejor. No lo hacen, y quieren aliviar esto pagando a todos que prescinden de su plaza “garantizada”. Parece que esto es más barato que cumplir el mandato de la Corte Constitucional. Y además no les conviene políticamente este tema, pues no quieren que las madres trabajen sino que se queden en casa (lo cual, a la vez, ayuda a bajar la presión en el mercado laboral).

Por lo cual, todas estas reformas no dejan de ser un arma de doble filo.

Fuentes

FSM  -Federación Sindical Mundial-

PUBLICO.ES

Compartelo:

Deja un comentario