EL INMOVILISMO DE CCOO Y UGT

» Posted by on Jun 21, 2013 in Articulos | 0 comments

Compartelo:

Compañer@s

Os dejamos publicada la intervención de Marcela Máspero, sindicalista venezolana, que defendió en la OIT a los trabajadores españoles, mal defendidos por los dirigentes de CCOO y UGT‏.

 

Intervención de Marcela Máspero en la Comisión de Aplicación de Normas en el caso de España sobre el convenio 122 de Fomento al Empleo

 

Buenas tardes señora presidenta, colegas delegados, hablar de la situación en España es hablar de la crisis estructural del modelo capitalista y los estragos que ha causado en el pueblo español y en el resto de los países del mundo.

El pueblo español, producto de la lucha de sus organizaciones sindicales al lado de la clase trabajadora, construyó el estado bienestar, del cual hasta hace poco se disfrutó plenamente.

Este año los salarios han bajado en total una media de 6,2% respecto de 2012, lo que unido al incremento del costo de la vida del 2,9% el último año, genera una importante pérdida del poder adquisitivo.

Desde el comienzo de la crisis ha habido más de 200.000 familias desahuciadas por sus hogares por parte de la banca, habiendo más de un millón de pisos sin habitar en España.

Con la excusa de la presunta “austeridad”, todo el precio de la crisis está en los hombros de los trabajadores, y la “reforma laboral” reduce la indemnización por despido, facilita aún más los despidos objetivos, así como las modificaciones unilaterales de las condiciones de trabajo por parte del empresario (incluyendo salario) y desvirtúa la negociación colectiva, permitiendo a las Empresas inaplicar los Convenios Colectivos. Igualmente se privilegia el Convenio Colectivo de grandes Empresas, dejando a los trabajadores de pequeñas empresas (el 90% de los trabajadores) progresivamente desprotegidos.

En cuanto al empleo el 91,5% de los nuevos contratos que se han realizado en el mes de Mayo son de carácter temporal.

Por primera vez en la situación económica del país, las rentas del capital superan a las rentas del trabajo, siendo la última cifra de renta del trabajo la publicada en el informe de finales del 2012 de 44,2%, lo cual quiere decir que ante la crisis y la austeridad, las empresas obtienen mayores beneficios mientras se disminuyen los salarios.

Se condiciona el permanecer en el puesto de trabajo a que se acepte una reducción de salario, o más horas de trabajo por el mismo salario.

Por todo lo anteriormente señalado, desde Venezuela, en nombre de nuestra Central Sindical UNETE y de la Federación Sindical Mundial –FSM, expresamos nuestra enorme preocupación por la situación que se vive en España con respecto a la crisis capitalista que conlleva a la violación del convenio 122, particularmente en lo que se refiere a la participación de todos los representantes de los empleadores y de los trabajadores participen en la elaboración de políticas de fomento al empleo.

No es que el gobierno no tenga políticas para atacar los efectos de la crisis, sino que son políticas erradas. El informe de los expertos habla de que se facilita a las empresas la flexibilización de las relaciones de trabajo antes que el despido, pero la realidad es que en la practica lo que se esta es precarizando el empleo, los trabajadores continúan perdiendo derechos.

La “reforma laboral” no es otra cosa que llevar a la práctica el modelo de Relaciones Laborales de la Escuela de Chicago: transformar el trabajo en una mercancía. Como tal requieren una mercancía que se compre barata (reducción de salarios), se modifique sin costo alguno (modificación de condiciones de trabajo con mínima causa y requisito) y se elimine con bajos costes (procedimiento rápido y de bajo costo en el despido y su indemnización).

El Gobierno debería dedicar mayor cantidad de recursos a la formación, tanto profesional como universitaria), que acaben con la privatización de la educación.

Que dejen de enviar tropas a Mali y los demás países donde les ordena la OTAN y que dediquen el dinero a crear

empresas públicas, para resolver las necesidades de la tercera edad (pensionistas y otra gente con dependencias).

Que anulen los gastos militares, alguno de ellos absurdo como el submarino español mal diseñado que pesa tanto que no consiguen que flote.

La austeridad está presente solo para los trabajadores, lo que no sólo precariza el empleo, que ya no es digno y decente, lo cual afecta toda la normativa de esta casa. Por lo que pedimos a esta honorable Comisión que se tomen las medidas que ha solicitado el vocero de los trabajadores, en aras de la construcción de otro mundo posible para los trabajadores españoles.

Fuente FSM

Compartelo:

Deja un comentario