CONTINÚA LA LUCHA EN LA MINA

» Posted by on Mar 7, 2013 in Articulos | 0 comments

CONTINÚA LA LUCHA EN LA MINA
Compartelo:

NOTICIA DEL 21 DE FEBRERO

La situación minera se agrava en el suroccidente asturiano: los despidos llegan también a las explotaciones a cielo abierto

Los sesenta trabajadores que quedan en el pozo plano-inclinado de Cerredo (Degaña), propiedad de Victorino Alonso, iniciaron ayer una huelga indefinida para protestar contra un ajuste de personal que conlleva 169 despidos, efectivos también desde ayer mismo

Los mineros decidieron emprender movilizaciones centradas en “asfixiar” la actividad empresarial del grupo Alonso en la zona. “Vamos a volver a la carretera para cortarle todo el suministro a la mina, desde el gasóleo a la dinamita, pero no habrá cortes para el resto del tráfico, que la gente ya tiene bastante”, señaló Moisés Díaz, secretario de organización del  SOMA en el suroccidente.

La situación se complica y agrava en sobremanera pues a la difícil situación que se arrastra en toda la comarca por los despidos, paros y restricciones laborales planteadas en las explotaciones de interior, se une ahora las anunciadas en las explotaciones a cielo abierto.

El grupo Alonso abordará en estos días una nueva regulación en su plantilla que llegará a este sector. La dirección de la compañía está preparando un expediente de regulación de empleo temporal para sus plantillas de las explotaciones a cielo abierto y para las empresas de transporte. Afectará a cerca de 500 trabajadores. En Asturias, se verán regulados 155 mineros. Desde la empresa se justifica este nuevo ajuste laboral debido a las malas perspectivas derivadas  por una parte de no cobrar las ayudas del 2012, retenidas por la disputa que mantiene el grupo del empresario leonés con Hunosa respecto a las más de medio millón de toneladas de carbón desaparecidas del Almacén Estratégico  y por otra el recurso que las empresas eléctricas van a presentar contra la resolución del real decreto del carbón provocaría un paro en la producción y en la venta de carbón a las térmicas”.

 Este expediente de suspensión de empleo será de seis meses, y se presentará en los próximos días. Estarán afectadas tres explotaciones del grupo además del departamento de transportes. Las cifras son demoledoras en lo que a la mina de cielo abierto de Cerredo se refiere ya que afectaría  a 155 trabajadores a los que habría que sumar los 169 mineros del pozo de interior que ya han sido despedidos. Todo un palo para el concejo de Degaña que vive única y exclusivamente de la mina. También entrarán dentro de este nuevo expediente otros 140 empleados de la explotación a cielo abierto de Fonfría (Villablino), más otro centenar de la gran corta de Fabero. Por último, el expediente de regulación afectará a las empresas de transporte del grupo Alonso, donde otros cien trabajadores estarán suspendidos durante seis meses.

Las movilizaciones en Degaña ha dado comienzo esta mañana, después de que ayer se viviera un día de tensa calma. Tres dotaciones de la Guardia Civil identificaron a los asistentes a la asamblea celebrada a mediodía en Cerredo, pero no tuvieron que intervenir ya que no hubo ningún incidente.

Fuente deaceboyjara.com

 

Compartelo:

Deja un comentario